Pastoral

Uno de los ejes que vertebran nuestra acción educativa es la dimensión pastoral. Para nosotros, educar personas implica ayudar a desarrollar todas sus competencias, también la espiritual. Desde todos los ámbitos del colegio, y en especial desde la Animación Pastoral, proponemos procesos y actividades para que nuestros alumnos desarrollen la interioridad, la solidaridad, y el sentido comunitario y celebrativo.

Estamos convencidos de que la relación educativa y el ambiente de familia son el mejor cauce para propiciar el crecimiento de nuestros alumnos, en todas las dimensiones de su persona. Teniendo a Jesús como modelo, tratamos de cuidar y confiar en cada uno de nuestros alumnos, de mirarlos con benevolencia y cariño, de ayudarles a mirar su futuro con esperanza.

 

INICIANDO LA ACTIVIDAD PASTORAL

Desde el inicio de curso se pone en marcha también la actividad pastoral en nuestro colegio. En septiembre tuvieron lugar la presentación del Valor y las primeras celebraciones eucarísticas de principio de curso.

  

La última semana de septiembre los alumnos de 2º de Bachillerato, junto con dos de sus profesoras, realizaron un viaje a Roma. Visitaron los lugares más emblemáticos y representativos de la Ciudad Eterna, pero siempre con la ilusión puesta en la audiencia del Papa del 26 de septiembre en la Plaza de San Pedro. Fue una experiencia inolvidable para todos, porque no solo compartieron buenos momentos, sino que se unieron todos como colegio FEC en la bendición del Papa.

  

Durante el mes de octubre se realizaron diversas Jornadas de Convivencia por cursos, una de ellas (la de 4º ESO) compartida con otros colegios FEC. También la solidaridad se hizo presente en la campaña misionera del Domund, y en la participación en la Carrera escolar contra la Leucemia infantil “Uno entre cien mil”.

En el mes de noviembre celebramos con los más pequeños la tradicional Fiesta de la Virgen Niña.

 

En diciembre, nuestro colegio se ha convertido en Ciudad Adviento, para motivar la vivencia de este tiempo litúrgico, y la preparación de la Navidad desde todos los rincones de nuestro centro.

 

Como siempre en torno a las fiestas navideñas, la Operación Kilo-Frío nos acerca a las familias más desfavorecidas de nuestro entorno, suscitando la solidaridad y la implicación de alumnos, familias y profesores.